miércoles, 26 de enero de 2011

La maldición de Leonidov

Para completar el artículo de ayer, os pongo imágenes de algunos de los proyectos que Leonidov nunca pudo construir:

Estudios de cine Sov-kino. Moscú. 1927


Casa del Gobernador de la República de Kazán. Alma-Ata. 1928

Centrosoyuz. Moscú. 1928

 Club social. 1928


Ciudad lineal de Magnitogorsk. 1930

Comisariado de la Industria Pesada. Moscú. 1934


(Hay muchísimos más. Toda una vida dibujando).

Y ahora la única obra que construyó en toda su vida. Escalinata panorámica en el Sanatorio Narkomtiazhprom. Kislovodsk. 1938
Yo no sé a vosotros, pero a mí me da una pena tremenda.
El caso es que creo que ayer fui injusto cuando dije que le obligaron a diseñar así. Mirando dibujos de Leonidov veo más cosas de este aire. Supongo que, por alguna razón que ignoro, él mismo "evolucionó" hacia esto.
Quiero creer en su descargo que uno se desespera cuando sus diseños no encuentran nunca el más mínimo resquicio; cuando no hay forma de hacer nada; cuando uno se estrella sistemáticamente una y mil veces contra la misma pared; cuando te llaman "contrarrevolucionario", "individualista" y cosas peores. Y uno se llega a creer si no está apestado, y quiere redimirse.
No le obligaron a hacerlo así. Es sólo que si no lo hubiera hecho así no lo habría podido construir.
No lo sé. No lo entiendo. ¿Y por qué acabó Malevitch pintando campesinos cilíndricos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada