jueves, 15 de mayo de 2014

Calatrava te la clava

Hay una web que se llama calatravatelaclava y que no fue creada precisamente por los mayores admiradores del arquitecto e ingeniero de fama mundial Santiago Calatrava.
En ella se cuentan cosas horribles sobre ese gran genio de la arquitectura moderna, y se le ofende sin fundamento alguno. O tal vez con fundamento, pero se le ofende, que es lo que cuenta.
En la portada de la web sale el arquitecto saludando a irreprochables políticos de su tierra natal, y ya tenemos un título insultante: "SANTIAGO CALATRAVA: Proyectos ruinosos y facturas sin IVA". Luego, si pasas el cursor por ese título se despliega un menú de atrocidades, abusos de quienes se creen que todo el monte es orégano y apelan a la libertad de expresión. (¿Libertad? No, amigos. Eso es libertinaje. Sucio libertinaje. Libertino libertinaje. ¿Cómo se os ocurre ofender así, hablando de obras que han costado un poquito más de lo presupuestado, que se han adjudicado sin concurso o de las que se desprenden trocitos sin importancia?).
Es que no vamos a aprender nunca. Es que el mensajero se obstina en llevar mensajes, y claro, natural: Va el rey y le corta la cabeza.
¿Es que no habéis oído nunca lo de "matar al mensajero"? ¿Entonces para qué transmitís mensajes? ¿Es que sois medio bobos?

Menos mal que finalmente han intervenido los jueces, han condenado a calatravatelaclava a cambiar de nombre (ojo, no a cerrar la página como tal, sino a cambiar de nombre el dominio web) y a pagarle al genio treinta mil euros.
Me alegro por el genio. Así le quedan ya treinta mil euros menos para pagar las numerosas consecuencias desagradables de sus obras (¿in?)marcesibles.
(Una pena, porque él pedía 600.000 € y los jueces lo han dejado en 30.000 €).

No he leído la sentencia, y pido por ello perdón a los jueces, porque tal vez cometa la imprudencia imperdonable de no ser ecuánime. (Lo cual me dolería muchísimo. Especialmente porque yo no tengo treinta mil euros). Tan sólo he leído los fragmentos y titulares que saca la prensa. Y lo que me extraña es que los jueces no señalan que lo que denuncia calatravatelaclava sea falso, sino que es ofensivo y daña la imagen del genio.

Hombre: Yo creo que si es verdad hay que decirlo, y si es mentira hay que cargarse esa página y castigar a sus autores. Pero si lo que dicen es cierto, entonces...
¡Calla, Satanás! ¡Vade retro!

He buscado distintas imágenes, pero me salían ofensivas, y yo no tengo 30.000 €.
Por otra parte, espero que este tono de verde no esté registrado y no sea propiedad
de nadie que me pida 30.000 €. ¡Qué difícil es tener un blog!

La culpa es de esta gente por andar mareando y por ir contando mentiras. Bueno, o verdades. Qué más da.
(Joder con los semiólogos postestructuralistas, que han hecho que ya nadie sepa distinguir la verdad de la mentira, o peor: que no haya verdad ni mentira; o peor: que a nadie le importen ya esas delicuescencias).

Espero que mi mujer no lea esta entrada, porque me estoy paseando por el filo de la navaja y no tengo treinta mil euros. Me harían un avío importante. Menuda risa. (Sobre todo ella, pobrecilla).
En todo caso, tengo una fe ciega en mi derecho a la libertad de expresión. Por lo menos a algunos sí se la conceden. (Sobre todo si son obispos). Claro, que a otros no.

Como conclusión, y a instancias de mi santa esposa, le ruego, señor juez, que relea atentamente esta entrada. Podrá comprobar que yo NO he escrito que Calatrava sea un mal arquitecto, TAMPOCO que se lleve los encargos de manera turbia, NI que sus obras se encarezcan de forma sospechosa. NO he escrito que sus obras se caigan a trozos, NI que se oxiden a pasos agigantados, NI que él se masturbe contemplándolas. NO he escrito ni esas cosas tan ofensivas ni ninguna otra. TAMPOCO he escrito que sea un corruptor de políticos. ¡Dios me libre!
También le ruego, señor juez, que solicite mi saldo a mi banco. Verá que no tengo treinta mil euros.


(Si te ha gustado esta entrada clica en el botón g+1 que hay aquí debajo. Si no te ha gustado y no lo clicas lo entiendo perfectamente. Pero entiéndeme tú a mí. Yo no tengo treinta mil euros).

5 comentarios:

  1. Me solidarizo contigo, tampoco tengo 30000 euros. ¡Ah! Libertad de expresión, ese animalito en vías de extinción.

    ResponderEliminar
  2. "...... Se ha discutido desde el punto de vista de la historia militar si el error fue de quien dio la orden o de la ejecución; al parecer el momento y la forma estuvieron mal elegidos, con lo que la culpa sería de los oficiales que dieron la orden, cuyo oficial superior sería lord Raglan. Se ordenó cargar sin apoyo de infantería desde una zona poco apropiada ..... "

    Batalla de Balaclava.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Balaclava

    ResponderEliminar
  3. Bueno pues yo estuve paseando por la Ría de camino al Guguenheunhein y claro atravesé el susodicho puente.
    Y aunque no me resbalé ya que ese día la humedad sólo estaba formada por la que emanaba del cauce, te puedes imaginar el comentario que hice a mi acompañante femenina cuando me preguntó por mi opinión de arquitecto del asunto traslúcido del suelo que pisábamos.
    - Tú lo que pasa es que eres un envidioso porque nunca te encargarán una cosa así.
    Y claro que no me la encargarán.

    ResponderEliminar
  4. Bien traido Mcartney. Por cierto el Tono de verde lo tiene registrado pantone, en RAL no (los europeos estamos mas limitados).
    He estado leyendo una entrada http://martinez-vidal.com/calatrava-joaquin-torres-arquitectos-y-marcas/#comment-22 y me he acordado de la tuya del 31 de enero, lo que hay de cierto es que pone el nombre a sus edificios.
    Siempre he dicho que cuando un edifico no tiene problemas lo ha hecho el Calatrava arquitecto español y si no funciona lo hizo el Calatrava ingeniero y suizo.
    Tengo algún argumento para defenderle, pero ¿me pagará algo por eso?

    ResponderEliminar
  5. Vergüenza es un puente atirantado con pilas en el plano de tirantes y el único puente con un semáforo enmedio. Asi como iluminación horizontal que deslumbra y rasantes de puentes con inclinaciones salvajes con presupuestos de 10 veces mas de lo proyectado. Eso sí que es vergüenza.

    ResponderEliminar