viernes, 6 de julio de 2012

AMA Toledo

El estudio AMA de arquitectura es de Toledo y está en Toledo (lo que tiene su dificultad). Está formado por los arquitectos Francisco Javier Alguacil San Félix (titulado en 1988), Luis Moreno Domínguez (t. 1993) y Pablo Alguacil San Félix (t. 1993).


Son tres arquitectos heroicos, que han luchado siempre por llevar la arquitectura moderna a la inaccesible ciudad imperial. Y (cosa rara) a veces lo han conseguido.


De verdad que no os hacéis idea de lo difícil que es esto ¿Cómo lo logran? Pues trabajando muy duramente hasta encontrar soluciones idóneas, hasta demostrar con cada proyecto que su arquitectura funciona, que sirve y que alegra y facilita la vida.
Así rompen prejuicios y vencen (algunas veces) a la gente anclada. Pero otras veces (algunas) pierden. Y no se desaniman.
No me estoy explicando nada bien. Quiero decir que sí, que son muy plásticos, que dibujan muy bien y diseñan formas muy atractivas, con colores y tal y tal, pero que lo principal de su obra es cómo enfocan los problemas como eso, como problemas a resolver, y con qué eficacia los resuelven. Yo les he visto trabajar. He visto esquemas de soleamiento, soluciones climáticas (Toledo es muy duro), esquemas de ventilación, orientación, etc, que justifican en lo práctico unas formas muy plásticas. Porque, eso sí, sus teoremas arquitectónicos son plasmados con gran fruición, y sus estoicas obras tienen siempre una gran componente epicúrea.


Muchos de sus proyectos son muy simples, muy elementales. Quiero decir que dejan traslucir sus elementos con inmediatez. Son muy sinceros, y desde fuera se adivinan los espacios de dentro. No hay trampa ni cartón. Las volumetrías se forman por maclas más o menos complejas (pero nunca retorcidas) a partir de los elementos simples. En ese sentido, sus obras se pueden "leer".


AMA es, como podéis ver, un estudio muy activo y muy decididamente comprometido con la arquitectura moderna. Lo que no veis (pero podéis intuir) es lo agradablemente que se vive en estas casas o que se tapea en esos bares.
Pero no es este el principal motivo para que les traiga a mi blog.

Lo que quiero deciros es que son amigos míos. Tan amigos que me invitaron a presentarme con ellos a un concurso. Gran honor para mí perder con ellos.
AMA se ha presentado y se sigue presentando a innumerables concursos, con un éxito escaso (hay que decirlo). O al menos escaso para lo que merecen. Han ganado algún premio muy meritorio, pero muchas más veces han quedado segundos, terceros... Eso da mucha rabia, pero ellos no la sienten. Se inscriben en el próximo concurso.
Y, sobre todo, se ríen de sí mismos y publican en su web los concursos perdidos.
Hace poco dieron una conferencia en la Demarcación de Toledo del COACM relatando su lamentable palmarés. Hablaron de concursos, pero en vez de explicar los que habían ganado contaron algunos de los muchos que no. Y lo hicieron con humor y con un estimulante espíritu deportivo.
Contaron con especial cariño el único en que he participado con ellos. Yo estaba como oyente y no me lo esperaba. Pasé mucha... Vamos, que disfruté como un enano.
Les he visto trabajar. He trabajado con ellos, y os aseguro que plantean los problemas arquitectónicos con una penetración y una intensidad fantástica (y agotadora).
En este caso se trataba de un problema teórico y abstracto, y nos lo pasamos muy bien hablando de filosofía barata y de ciencia ficción cara.


(En este concurso colaboraron con mucha dedicación Tania González, que desarrolló las células-cielo y las células-techo, y Teodoro Castaño, que hizo las excelentes infografías).

Nota a los lectores en general.- Si a algún interesado en contratar a un arquitecto la lectura de esta entrada le anima a ponerse en contacto con AMA ha de saber que, como queda dicho, yo soy tan bueno como ellos, por lo que le animo a que contacte conmigo directamente: arquitectamoslocos@gmail.com
Nota a AMA.- ¿Habéis visto qué cara tengo? Me hago publicidad con vuestra obra. Os usurpo el álbum fotográfico y os quito a los clientes. Bueno, vale, no pasa nada. Vamos a medias en los cientos de encargos que saldrán de aquí. ¿Vale?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada